Rejuvenecimiento Facial, Manchas y Acné

TRATAMIENTOS LÁSER NO INVASIVOS

ENVEJECIMIENTO FACIAL

 

Los signos visibles del envejecimiento de la piel se hallan representados esencialmente por la aparición de arrugas y pliegues hundidos en la cara y cuello, además de otras partes del cuerpo. Unida a ellos se observan otros cambios que se pueden resumir en el desecamiento cutáneo, la atrofia senil, la elastosis senil actínica (pérdida o degeneración de las fibras elásticas de la dermis), las manchas pigmentarias, las alteraciones de la vascularización, las formaciones tumorales y la alteración de los anexos cutáneos.

 

Como ejemplo de formación de las arrugas podemos tomar la cara. En ella a lo largo del tiempo comienzan a aparecer líneas, pliegues, surcos o arrugas debidas entre otras causas a la pérdida de tono muscular. Estas líneas faciales pueden ser de tres tipos: líneas estáticas (aquellas que vienen marcadas del nacimiento y que corresponden a los pliegues naturales de flexión y extensión --codo, muñeca, cuello, etc.), las líneas dinámicas o de expresión (aquellas que comienzan a aparecer alrededor de los 25 años) y las líneas gravitatorias (aquellas que aparecen a partir de los 40 años).

Dentro de las líneas dinámicas o de expresión, el tono muscular es de vital importancia. Los músculos cutáneos, según la orientación de sus fibras, establecen líneas de fuerza que indican la dirección del deslizamiento cutáneo. Las arrugas de expresión que más se destacan son las arrugas del ángulo externo del orbicular de los ojos, llamadas “patas de gallo” (que se acentúan al reír), las arrugas horizontales de la frente, las arrugas verticales interciliares que forman los poliegues del entrecejo, las arrugas circunmorales (perioral, alrededor de la boca) o periorales y las líneas marcadas del “rictus” (que se marcan más al hablar).

Las líneas gravitatorias se deben a un verdadero envejecimiento de los tejidos. A partir de los 40 años, se manifiesta más intensamente la atrofia ósea, la pérdida de dientes, la degeneración muscular, la disminución de la capa adiposa (que se desplaza y se acumula en las partes bajas de la cara), la deshidratación profunda, la esclerosis de la dermis... La piel resulta flácida, pierde su sostén habitual y cae por la acción de la gravedad junto con los pliegues dinámicos. Estas líneas son más acusadas junto a las prominencias óseas (órbita, pómulo, mandíbula), en los párpados superior e inferior, con formación de bolsas y depósitos de grasa.

TRATAMIENTOS OFRECIDOS PARA EL ENVEJECIMIENTO FACIAL


Están orientados a mejorar la calidad y tensado de la piel, mejora de arrugas, como así también el cierre de sus poros, mejoría del brillo y eliminación de manchas y secuelas de acné .

 

Le ofrecemos distintos tratamientos, con diferente alcance y resultados, según sus necesidades y disponibilidad de tiempo para la realización de los mismos.

 

Todos estos tratamientos se realizan en nuestros consultorios, son ambulatorios, en un tiempo de aproximadamente entre 20 y 60 minutos. Algunos de ellos no impiden el retorno a sus actividades diarias inmediatamente, y otros requieren de reposo por algunos días.

 

 

TRATAMIENTOS QUE NO REQUIEREN REPOSO ALGUNO


Se realizan en nuestros consultorios, son ambulatorios, requieren de varias sesiones, depende de la tecnología utilizada, de aproximadamente entre 30 minutos. Usted puede volver a sus actividades inmediatamente.

TRATAMIENTOS QUE REQUIEREN REPOSO


Se realizan en nuestros consultorios, son ambulatorios, en general se realiza de 1 a 3 sesiones de aproximadamente entre 30 a 60 minutos. Usted no puede volver a sus actividades habituales, se indica reposo por 4 a 5 días dependiendo el caso.

  • Especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora
  • Especialista en Cirugía General
  • Especialista en Salud Ocupacional
  • Docente de Universidad de Buenos Aires
  • Docente de Universidad de La Plata
  • Miembro titular de la Asociación Médica Argentina

todos los derechos reservados 2018 oscar dahir -

Contacto

0800 345 DAHIR

3244

011 5272 3129